lunes, 3 de octubre de 2016

Fabricación de un Battlemap casero para juegos de rol

Ya hace unos años se han empezado a comercializar battlemaps para juegos de rol, manteles cuadriculados en los que se puede dibujar con un rotulador y luego borrar. Algunos son más caros que otros, pero por lo que he visto la mayoría son demasiado voluminosos, ideales para tener en casa, pero incómodos de llevar en la mochila con los manuales y demás material.

Desde hace más de 15 años llevo usando unos que me fabriqué de una manera muy rápida y fácil, me imprimí cuatro hojas en Din A4, con una cuadrícula similar a la que he puesto abajo.



Después se corta el lateral derecho donde salen las letras y se llevan las hojas a plastificar a cualquier papelería que plastifique carnets.

Se podría pegar en una cartulina y luego poner forro adhesivo, pero aumentaría el peso, yo prefiero plastificarlo, además no sale muy caro, las hojas se quedan rígidas, puedes pintar con cualquier rotulador para pizarras comprado en un bazar oriental y para borrar con un pañuelo de papel húmedo, para una mayor limpieza se humedece el papel en alcohol.  
La parte trasera queda en blanco y se puede usar la que no se utilice para llevar las iniciativas , poner notas etc..


Al ser cuatro folios independientes se pueden poner en la mesa los que se necesiten, incluso se pueden ir quitando los que estén más alejados de los jugadores para ir poniéndolos delante, aunque otra opción sería imprimir algunos más.

La cuadrícula la encontré en la red, ya que la mía original no recuerdo de dónde la saqué. La podéis descargar aquí.