viernes, 22 de julio de 2016

Stirges

Monstruo típico de Dungeons & Dragons, su morada suelen ser sitios húmedos, tanto subterráneos como exteriores. Son unas bestias parecidas a mosquitos pero de tamaño de un gato o un perro pequeño, se adhieren a sus víctimas y les chupan la sangre, solo se sueltan cuando están saciados o la víctima ha fallecido.


La figuras son moscas para halloween que podéis encontrar en el bazar oriental más próximo, una docena de moscas por menos de dos euros.



Lo primero que hice fue quitarle las alas trasparentes, no hace falta cortarlas ya que salen fácilmente, después les hice un agujero en la parte inferior de la mosca, corté alambres de diferentes tamaños, luego preparé las peanas. Mi primera intención era usar arandelas como peanas, ya que las moscas pesan poco y así tendrían una sujeción mejor en la mesa, pero no tenía, así que las sustituí por fichas de un juego de damas con una tuerca en medio, todo ello tapado y sujeto con la termoencoladora, mientras se secaba les clavé un alambre a cada peana, cubrí la peana con cola y eché algo de arena fina, cuando estuvo todo seco pegué las moscas al alambre. Mas tarde las pinté de blanco, después de rojo y les di un poco de tinta avellana diluída con agua y cuando secó un poco de tinta negra muy diluída. Los ojos los pinté de color negro con unas rayas azules para darles algo de luz. Los alambres los pinté de color azul claro.

Como pasos finales le pegué un poco de cesped y luego las barnicé, y como paso final les volví a colocar las alas.

Un monstruo más que adecuado para un encuentro letal tanto en partidas de Heroquest como de Frostgrave o partidas de rol.


Aquí un aventuero bajando a unas catacumbas se encuentra con tan agradables compañeros.