viernes, 16 de enero de 2015

El lejano Endo, para Aventuras en la Marca del Este, parte II

Parte I


ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y MILITAR

Las gentes de Endo se organizan en clanes guerreros que se reparten el territorio y suelen convivir pacíficamente, aunque las escaramuzas y conflictos por la posesión de la tierra, recursos o intrigas políticas no son extraños.
Todos estos clanes rinden tributo a un gran señor que domina enormes extensiones del país, llamado Shogun. Los daimyo (señores) de cada clan, caudillos militares samurái, sirven a su shogun con lealtad y obediencia ciega. 
Dos poderosos shogunatos se reparten el poder en Endo, uno instalado en la isla de Ayakashi, controlado por Genshin Mushasi (del Clan Genshin) y el otro en Mori, cuyo shogun es Shingen Saburo (del Clan Shingen). Ambos shogunatos mantienen una relativa paz, pero de tanto en cuanto surgen fricciones entre ambos que desembocan en guerras abiertas que pueden durar años.

La espina dorsal de los clanes familiares es el samurái, el guerrero endonés temido en el mundo entero por su pericia marcial, habilidad como jinete y estricto código de honor recogido en el canon del bushido (el camino del guerrero), un conjunto de normas éticas, morales y militares que obligan al bushi (guerrero) o samurái a conducirse en la vida con honor, valentía y coraje más allá del deber, obligado por la nobleza de su linaje y un destino cierto: la muerte, que deben recoger en su alma y corazón con la seguridad de lo inevitable, no temiéndola, sino aceptándola como la última muestra de fidelidad para con su señor.

El samurái endonés es un enemigo temible, de habilidades guerreras excepcionales, dotado de un corazón de hierro y una voluntad inexorable, todo ello coronado por un sentido del honor indestructible. Pero, además, los samurái, como aristocracia dirigente, son hombres cultivados, con enormes conocimientos en variadas materias, desde la ingeniería militar, navegación, agricultura, historia, literatura, a la religión. Ningún otro guerrero en el mundo supera en habilidad con la espada al samurái, que consagra su vida al entrenamiento con su daisho tradicional, la katana y el wakizashi, exclusivas de los samurái y que pasan de padres a hijos, como legado de sus antepasados en el seno familiar. 

Endo es un país avanzado, civilizado y culto, de agricultura desarrollada e industria pesquera potente. No hay muchas ciudades grandes, más  bien pequeños asentamientos rurales de clanes familiares que crecen en torno a enormes palacios fortaleza donde residen los jefes de familia, los daimyo locales. Destacan las dos ciudadelas shogun, sede política y militar de los shogunatos: Tenbin (Genshin) y Sokenji (Shingen).

Los ejércitos del shogunato se componen de la caballería samurái, fuerza de choque principal, asistida por tropa de leva, integrada mayoritariamente por arqueros y lanceros, además de zapadores que realizan tareas de fortificación de enclaves, campamentos provisionales, equipamiento y maquinaria de asedio y demás infraestructura militar y civil precisa para sostener las maniobras de ejército en campaña, su intendencia y logística. Sin lugar a dudas, el mejor ejército del mundo (aunque no el más numeroso) es el endonés, dada la pericia marcial y disciplina del samurái y los soldados de leva, además de la buena factura de su armamento y equipamiento.

Aparte de las amenazas entre Ayakashi y Mori ambos sufren cada cierto tiempo invasiones tanto de Losang como de bárbaros de las Tierras Nómadas que intentan saquear poblaciones costeras indefensas.

Ayakashi

El clan Genshin domina con puño de hierro, sus Maho-tsukai  (magos de sangre) les ayudan a mantener el poder, junto con su alianza con los clanes trasgos del norte que nutren la infantería de su ejército.  Uno de los clanes más poderosos después del clan Genshin es el clan Sibayama, un clan de Maho-tsukai muy poderoso capaz de levantar a los muertos y hacer que les obedezcan. 
De entre los magos comunes destacan los Titiriteros, magos de gran poder, que poniéndose en trance pueden manejar a cierta distancia a los Bunraku, muñecos articulados de unos tres metros de alto y con una fuerza sobrehumana que arrasan unidades enemigas, cada mago titiritero puede manejar a un Bunraku, aunque se han dado casos de poderosos titiriteros que han manejado hasta 3 simultáneamente. 


Hae no ōkoku

El pueblo de los elfos permanece neutral y nadie osa atacarlos dentro de su isla, todavía se recuerdan los hechos acaecidos  varios siglos atrás , cuando un poderoso ejército intentó conquistar sus tierras, los defensores desencadenaron una tormenta de magia sobre ellos y los aniquilaron, todavía se pueden ver parte del ejército convertido en piedra cerca de  Hevunzu Geito.

Todavía hoy, algunos magos humanos pueden aprender magia dentro de la isla pero se necesitan permisos especiales y raramente se otorgan. Los  Maho-tsukai son despreciados, así que casi ningún habitante de Ayakashi ha logrado ser aceptado en siglos en sus escuelas. Los magos que regresan cuentan historias de lujosos palacios flotantes entre las nubes.


Mori

El clan Shingen gobierna Mori, a excepción de Okina Yama que es controlado por el clan de enanos Aianmaunten, ambos clanes son aliados, sobre todo cuando hay que repeler invasiones de Ayakashi.
Algunos clanes intentan de vez en cuando tomar el poder del shogunato de Mori o intentan conquistar territorios de clanes vecinos antes de que el shogun pueda intervenir, aunque desde que  Shingen Saburo está en el poder no lo ha intentado nadie, que se sepa.


Algunos magos de Mori han aprendido las artes de los Titiriteros y los Bunrakus han aparecido también en los ejércitos de Mori, sin embargo los Maho-tsukai son perseguidos sin piedad dentro de la isla. 


Okina Yama 

Cordillera de montañas de la isla de Mori, en el interior hay un par de ciudades enanas. Todos los clanes enanos rinden pleitesía al clan enano Aianmaunten, y éstos son aliados del clan Shingen en igualdad de condiciones, ya que los enanos no han postrado su rodilla ante ningún otro rey ni dirigente.

Cerca de la cima en un valle recóndito está el antiguo templo de monjes Tao. Antiguos estudiantes fundaron algunos templos en todas las zonas de Endo, pero sin duda los más poderosos siguen siendo del templo de Tao en interior de la cordillera de Okina Yama.


Algunas fuentes: La Marca del Este, Tierra de ninjas, Leyenda de los 5 anillos, Okko, Usagi Yoyimbo, Kogaratsu, Los elfos de Siempreunidos, Ninja Scroll y muchas películas de samurais y comics y manga.